<

Historia de Nuestra Institución

Basada en entrevista al fundador de Saint Mary, Don Ismael Araya Rojas, conocido empresario regional, principalmente ligado al área Inmobiliaria y Construcción.

Primeros Años

"La idea de crear este noble proyecto se remonta al año 1990, mi esposa, María Pastén es profesora y por esos años buscábamos que ella continuara trabajando en lo que le apasiona, formando personas íntegras y traspasando sus conocimientos en la sala de clases y así hacer su aporte a comunidad"

Así nace en Sindempart, Coquimbo, Saint Mary School, que abre sus puertas a la comunidad el año 1992, en un principio el colegio contaba solo con salas para albergar los cursos desde pre kínder a 4° básico, el resto del colegio se fue construyendo paulatinamente, esto es, alumnos y colegio fueron creciendo de la mano.

"Siempre pensamos en un pequeño colegio de carácter privado, de excelencia, que albergara un número máximo de 30 alumnos por curso y un curso por nivel y con principios y valores fuertes, basados en la libertad de emprender, de enseñar y de elegir, además basado en los valores de la religión católica y con un claro énfasis en el idioma inglés, que en ese tiempo consideramos que iba a ser el idioma universal del mundo"

La vocación de las fundadoras y su pasión estuvo presente desde el primer día, todas ellas hacían clases a los cursos existentes y en paralelo ejercían las labores directivas, había mucha esperanza y ganas en ese nuevo proyecto.

"Mi esposa invita a más personas a esta aventura, ya que en base a mi experiencia, la unión hace la fuerza… Maria me propuso un mix entre cercanía y amistad, así se unieron a esta aventura su amiga, Nancy Vigorena Ramos educadora de vasta experiencia (actual directora de Saint Mary Sindempart), una familiar de ella: Herminda Escalona, y la Sra. Clio Cathalifaud, quien era profesora de Inglés y que solo estuvo en el proyecto un año. Los que quedamos, lo sabíamos, este proyecto sería exitoso".

Desde el año 1993 hasta nuestra primera generación de egresados.

Aquel primer Cuarto Básico, que se inició con 5 niños y con su profesora Jefe, también directora del colegio la Sra. María Pastén, curso pionero, ya que cada año fue el primer curso del colegio, llegando finalmente a convertirse en el gran orgullo de la familia Saint Mary, logrando constituirse la generación 2000 en los primeros egresados del colegio.

"El año 2000 egresó nuestra primera generación, todos esos años los resumiría como un periodo de crecimiento permanente, porque todos los años se incorporaban nuevos cursos desde 4° básico, esa primera generación que ingresó el año 1992 fue la que se recibió el año 2000 dándonos una alegría inmensa a todos los que la componían, a sus profesores y a ellos mismos"

Siempre estuvo en el corazón de todos los educadores el formar personas íntegras y transmitirles una impronta de valores, basados en la disciplina y respeto ante la sociedad.

"Desde el primer momento en que los alumnos ingresaron, se definió un sistema de respeto y disciplina que claramente marcó un sello en nuestros niños, desde el primer día se estableció el uso de uniforme, corte de pelo, respeto al horario de ingreso, formación diaria, rezar una oración antes de ingresar al aula… todo este sistema o sello llevó a que cada niño nuevo que llegaba rápidamente adoptaba la forma de ser de sus compañeros. Se fue marcando una disciplina que se fue notando en el tiempo, y que comparativamente a los colegios que surgían en el sector de Sindempart, nuestros niños marcaban una clara y marcada diferencia en su formación, el sello Saint Mary se destacaba en el modo de actuar, y lo vivimos al ver esta primera generación de egresados y esta satisfacción se repitió en las venideras. Debo reconocer que esto es fruto del trabajo de ese equipo directivo, en especial en el liderazgo de su directora, la Sra. María Pastén"

Desde 2004 al 2010, un gran equipo de trabajo

Desde esa primera generación a las siguientes, muchos cambios se vieron, uno importante fue el cambio de forma de financiamiento del colegio que dio la oportunidad a muchas personas de poder vivir lo que era una educación en Saint Mary.

"El año 2004 empezamos a pensar en cambiar el tipo de financiamiento del colegio, dado que no teníamos una gran cantidad de alumnos y teníamos una alta demanda de apoderados, los cuales no podían acceder dado el monto de la mensualidad. Esto, sumado a lo ajustado que estábamos económicamente en el colegio nos hizo decidirnos por elevar la solicitud al ministerio de educación, y después de un trámite logramos pasar de privado a financiamiento compartido"

Los años venideros, son de una fuerte consolidación de los equipos de trabajo, mejora en proceso, incorporación fuerte de las tecnologías de información y la llegada de internet a las aulas.

"ya a mediados de los 2000, nos encontramos con un grupo fuerte de colaboradores, como no recordar a todo un grupo de personas de los colegios como: Nancy Vigorena, Eugenio Vega, Angelica Garcia, Mónica Santander, Carola Iribarren, Marta González, Susana Morgado, Grimaldina Castillo, Marcela Espinoza, Marco Guerrero, Esperanza Santander, Angélica Ortiz, Pedro Yañez, etc. un grupo cohesionado y que sería el semillero para lo que vendría los próximos años, claramente sin el apoyo de todos, lo que se ha logrado no sería lo mismo…"

"Desde un principio éste ha sido un sueño familiar, por lo que llegado el año 2006 la llegada de mi hijo Julio Araya no fue algo raro para la familia Saint Mary, él es ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y su llegada marcó un antes y un después en el área tecnológica, se avanzó en base a su liderazgo y trabajo, con un grupo de directivos, en mejorar el colegio, se invirtió mucho en equipamiento mobiliario, se incorporó en todas las aulas un computador y proyector, un sistema de seguimiento educacional online, y se puso especial énfasis en resultados PSU, etc. fueron años intensos, pero los avances fueron significativos"

La idea del "Colegio Hermano"

Ya hacia el año 2009 y con procesos consolidados, tanto en lo valórico como en lo educativo y administrativo en el colegio de Sindempart, nuevas ideas y desafíos estaban presentándose.

"al ver que el colegio de coquimbo se logró auto sustentar económicamente y estaba entregando buenos resultados académicos, ya que la mayoría de los alumnos quedaban en la universidad, y que cada año aumentaban los puntajes de pruebas externas y con el claro sello formativo, se vió que el proceso era exitoso como un todo, lo que, con una fuerte influencia de Julio Araya, nos hizo pensar el por qué no repetir esta experiencia y aumentar la cobertura a otras personas de la región con esta formación de excelencia… así se dio inicio al proceso del colegio de La Serena, con financiamiento bancario y construyéndose solo en dos etapas, a diferencia del colegio de Coquimbo que se construyó de a poco en 6 etapas"

Y así nacía Saint Mary School El Milagro, colegio hermano del ubicado en Sindempart, que buscaba formar al mismo niño que se estaba formado por tantas generaciones en Coquimbo.

"Lo que más nos importaba era mantener la formación de nuestros niños… y se está logrando poco a poco en La Serena, para esto se decidió que la Sra. Maria Pasten dejara la dirección del colegio de Coquimbo, y asume el puesto de gerente de ambos colegios, con residencia en la Serena para así supervisar con mayor fuerza el proceso de implantación del carácter que tenía el colegio en Coquimbo, ya que es innegable la fuerza y visión que ella imprimió a ese colegio y que queríamos replicar en La Serena"

"además de la supervisión de la Sra. María Pastén, lo que colaboró a mi parecer, fue que en ambos colegios los puestos directivos fueron llenados por gente de la casa, colaboradores del colegio de Sindempart que ascendieron y se re distribuyeron en ambos colegios, profesionales que tenían impregnadas en sus venas lo que es ser un directivo y educador Saint Mary, eso hizo que en el colegio de La Serena ya desde el día uno se viviera la cultura de nuestros colegios a pesar de lo heterogéneo del grupo de alumnos que ingresó"

El colegio de la Serena se inició con cursos desde 1° a 8° básico, con 205 alumnos, todos a excepción del primero básico, provenientes de distintos colegios, formando así un grupo heterogéneo, el que debía tomar el carácter de familia.

"Acá se empezó de 1 a 8 básico, y ya con 6 años de vida se está alcanzado la formación que queríamos… han egresado 3 generaciones en La Serena y el resultado es positivo, porque se mantienen buenos resultados académicos, pero también la impronta de los alumnos se comienza a destacar, marcando un sello de los alumnos Saint Mary. Finalmente vemos una clara convergencia del colegio de La Serena con el de Coquimbo, reconociendo que existen sus diferencias inherentes a la historia vivida por cada unidad educativa"

Un cambio radical en la forma de enseñar, una vida equilibrada con sentido y sabiduría (VESS)

Hacia el año 2014 con mas de 22 años de vida de nuestras entidades educacionales, se veían cambios importantes en el horizonte.

"Cuando se empezó a hablar de un cambio en las reglas del juego, en relación al cambio del financiamiento compartido, que el estado prácticamente tomaría el control de los colegios, y dado que estos colegios fueron pensados e inspirados en los principios de la libertad, esto es: libertad de emprender, de enseñar y de elegir, nosotros sentimos que esos tres principios básicos serian anulados con esta nueva ley y esos principios inspiradores serian coartados, por lo que decidimos emigrar y retornar hacia el sector privado donde aún existe la libertad para poder mantener nuestros principios y valores"

En el corazón y razón de los fundadores el mundo había cambiado, y veían frente a sus ojos evolución en muchas áreas de la sociedad, no así en las entidades educacionales, sintieron que eran ellos los llamados a hacer un cambio.

"Se está gestando un cambio a nivel mundial en la forma de preparar a las personas para el resto del siglo XXI, para que estas puedan adaptarse mejor a la nueva forma inexorable de cambio del mundo, y este cambio debe obligatoriamente cambiar la forma de enseñar y se traduce en que los niños se conviertan en actores de su propio aprendizaje a través de generar un proceso investigativo, creativo, de autocrítica, trabajo colaborativo y que los alumnos se transformen en personas críticas, ya que la información que llega es muy grande, y para formarlo, debe dársele la oportunidad a ellos de gestar ese proceso y que razonen y resuelvan conflictos o problemas y sean autónomos. Son condiciones básicas para el futuro y debíamos buscar un método que coincidiera con esas expectativas de futuro, esto es capacidad de adaptación, capacidad de crear, de gestionar por si mismo, de investigar, de criticar y de resolver conflictos… y para lograr esa capacidad se pensó que se debía innovar dentro del aula. Ahí nace un proyecto que además iba a acompañado de mejoras ad hoc en infraestructura y equipamiento"

El liderazgo siempre ha sido necesario para llevar a cabo cualquier proyecto, y lo era mas fuerte aun para un proyecto que buscaba derribar los paradigmas educacionales y entrar a revolucionar el aula.

"El método nuevo de educación debía comenzar con un diagnóstico de los distintos métodos en práctica, investigación, para luego determinar cuál era el mejor método, todo esto como mencioné acompañado de mejoras de infraestructura, equipamiento y una capacitación del profesorado... Y como nuestro sueño es un sueño familiar, fue importante la incorporación a mediados del año 2016 de la Sra. Alejandra González, esposa de Julio, la cual es ingeniero comercial de la Universidad Católica del Norte, quién en un comienzo empezó a liderar el proyecto y luego continuó como la rectora de ambas entidades educacionales"

"Este es un cambio radical donde se cambia el método, vamos adentro del aula, esa es la gran innovación, esperamos que surja los efectos y se logre lo que se pretende, sin alterar la formación valórica, la cual no la estamos tocando… tenemos esa impronta que no queremos perder, queremos niños que sean íntegros, pero que también vivan una vida con sentido y sabiduría y en la parte pedagógica, una nueva forma de aprender y de enfocar la vida; y así encontramos VESS para que los niños puedan servir a la comunidad cumpliendo su aspiración de vida, que puede estar radicada en ser feliz desarrollándose en cualquier profesión u oficio que elijan y que tengan la capacidad de adaptarse en un futuro cambiante, con la informática y tecnología llegando a todos los ámbitos, y esa adaptación será más fácil si estos niños son de mente abierta, crítica, capacitada para resolver conflicto y problemas"

Nuestras unidades educativas miran con esperanza y motivación el futuro, sabemos que será difícil, pero como ha sido desde un principio el sueño de poder formar una mejor persona, y ser significativos para ellos en su proceso educativo es lo que nos motiva a ser mejores!

"El futuro de nuestros colegios… la comunidad nacional está obligada tarde o temprano a ver el cambio que viene, nosotros estamos siendo pioneros en este cambio, creo que seremos referentes en la región en la nueva metodología de enseñanza y aprendizaje, y esa nueva metodología deberá permitir a los colegios seguir funcionando, formando personas íntegras en valores, la misma persona que estamos formando desde el año 1992, pero con una capacidad de adaptarse al medio distinta"


Saint Mary Sindempart

Fono: 51 2261714
Avenida El Sauce N°1049,Coquimbo-Chile

Saint Mary El Milagro

Fono: 51 2293143
Santiago del Apostol N°4741,El Milagro, La Serena-Chile